Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Favor mostrar su visa dominicana, ciudadanía o "Green Card"

Gracias!

Datos personales

Mi foto

Escribo por muchos. Hablo demasiado y callo poco. Mi blog es mi voz y mis seguidores mi conciencia.

Marcha de novias (2da. parte).... Anda! Lee primero el de abajo!

Y marchamos las novias. Tal y como predije en la entrada anterior, hubo calor, sudor y las cámaras de televisión y prensa tomando nuestro peor ángulo. Lo que no imaginé es que - por hoy- no sería Cristina Marrero. Una cruz de madera tenía tatuado el nombre de la víctima a la que por un día yo daría vida durante mi caminar en la marcha. Yo fui Wilmary Vázquez Hernández de 24 años, asesinada a cuchilladas por su pareja, frente al hijo ambos, un niño de tres años.  Mi compañera y colega, Awilda Gómez personificó a Marisol Rivera Rivera, una madre que dejaba a su niña en la escuela el día que le dispararon en la cara.  Se presume, fue su pareja.
Sobre 30 mujeres caminamos por el Paseo de Diego con 31 cruces representando a las 31 mujeres muertas en Puerto Rico en lo que va de año. Como dijo Romelinda Grullón, portavoz del Centro de la Mujer Dominicana, “somos un cementerio viviente”. Y yo agrego, dominicanas alzando las voces silenciadas de un grupo de puertorriqueñas asesinadas.
Cuando leyeron los nombres de la lista de víctimas, todas nos estremecimos, al escuchar la historia de la chica que ahorcaron con un cable de teléfono, la que acuchillaron, la que balearon y a las que después de matarlas, el abusador fue, además, un cobarde y se suicidó. 
Como dominicana no espero que se nos rinda tributo alguno por haber caminado unas cuadras. Ellas, las víctimas, son las que merecen honor en este mes de la mujer, y recordación todos los días del año. Por ellas, pensamos en educarnos para evitar en lo posible caer en un ciclo de violencia y repetir en nuestra vida una lamentable historia; por ellas recordamos que aunque nos separa la patria, el género nos une.
Pero, no puedo dejar de mencionar que nos queda mucho camino por recorrer –y no esperamos llegar a la meta con una marcha de dos horas-. La marginación y los estereotipos siguen siendo parte de la vida de muchos dominicanos y dominicanas en Puerto Rico, y mi instrumento de medición siguen siendo los comentarios de endi.com. Al pie de la noticia que relataba esta marcha, un lector comentó que si nosotras las dominicanas “saliéramos de los prostíbulos, nos expondríamos menos a la violencia” (What?). Una estupidez total. Lo sé. O el individuo no entendió la noticia o para él, simplemente, el dominicano tiene prohibido abrir la boca en Puerto Rico. Pero como dije, despacio, llegaremos a la meta.
En relación a mi boda de hoy, debo concluir diciendo que, finalmente, ¡sí! me casé por la paz de todas las mujeres puertorriqueñas, dominicanas y hasta camboyanas. Además, mi marido fue uno de los poquitos hombres que aceptó caminar entre todas las novias. Esto fue una fallida predicción en la parte 1 de esta historia. El no tiene idea de lo importante que fue para mí verlo cerquita con su camiseta blanca.
Como Raúl no lee mi blog, espero que alguno de ustedes le diga lo feliz que está su esposa de no haberse casado con un cobarde.

9 comentarios:

Mey 10 de noviembre de 2011, 17:34  

Me has hecho llorar la violencia domestica en Latinoamérica y EEUU esta rampante y nadie hace ni dice nada. Este movimiento es de admirar. Las felicito por hacer constar estas atrocidades. Gracias por escribir acerca de esto.

Cristina Marrero 10 de noviembre de 2011, 17:49  

Gracias a ti, Mey! Siempre tan pendiente y alerta del reclamos social del Canal de los Monos. Un beso! Nos vemos en diciembre!

Anónimo,  1 de abril de 2012, 14:39  

Cristinita,

Te adoro. Me encanta leerte, aunque no sepas que lo hago. Quien soy? solo busca a la izquierda de tu pecho, tal vez, el (la) que late oculto (a) en cada latido de tu vestido rojo corazon. ??????. Muaaa!

Cristina Marrero 1 de abril de 2012, 17:06  

Cómo que no??? Eres la única persona que me dice Cristinita, seguido de un Te Adoro, a manera de saludo (nótese, no un te quiero, te amo o te extraño).
Ah! Y que no olvida el único vestido rojo corazón que he tenido en mi vida.
Te adoro! Loc@!

Anónimo,  20 de mayo de 2012, 7:58  

Me encantó!!! que bueno, todavia hay mujeres valientes!!

Cristina Marrero 20 de mayo de 2012, 17:41  

Anónimo: QUÉ BUENO QUE TE GUSTÓ! Bienvenido al blog!

filosofo16 22 de mayo de 2012, 2:51  

Wow, wow... llore como UN nino con este articulo, pues es UN tema que toco mi flia. Gracias a Dios solo termino en divorcio y en Que mi papa no me habla, pero me hiso pensar en que hubiera terminado como uno de Los casos que mencionaste. Solo de pensarlo me aterra.

En otro articulo hablabas de Que aqui existe depresion y suicidio, y como no con estos casos. Tengo 30 anos y me deprimo cada vez Que pienso en k despues de 32 anos mis padres se divorciaron, en la situaciones Que se daban, incluso en frente de mi hijo de 3 anos, y en Que mi papa no me habla y no lo veo viviendo en la misma ciudad. Imaginate lo Que pueder pasarle a UN nino!!!

Esto sumado ha Que aqui la actitud de la gente no es la mas amigable y por ende la gente no tiene amigos imaginate, es una bomba de tiempo.

La violencia domestica destruye familias sin importar la clase social y marca a Las personas sin importar la edad.

Por estas y muchas otras razones me anoto en primera fila para la proxima marcha, solo dejame saber cuando y donde.

PD: tu Don se enfrio full por apoyarte :D... lo felicitas de mi parte por su decision!!!

Cristina Marrero 22 de mayo de 2012, 4:06  

Filosofo: la que dice wow soy yo!!! Lamentando muchísimo lo triste de tu anécdota, gracias por la sensibilidad con la que leíste esta entrada.
Estamos en la misma página de pensamiento.
Gracias por integrarte al blog y aportar comentarios tan interesantes.
PD: Qué si se enfrió?? Duré una semana con una sonrisa de oreja a oreja.

filosofo16 28 de mayo de 2012, 22:59  

Jajajaja... Que mejor satisfaccion Que ver esa sonrisa. Te aseguro se sintio pagado y comprendio Que valio la Pena y por Que.

Creo Que Las mujeres son para quererlas, cuidarlas y complacerlas, pero no estoy de acuerdo en como este sistema las endiosa al punto de Que El Hombre es visto solo como UN objeto. El carino, El cuido y Todo debe ser reciproco.

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital