Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Favor mostrar su visa dominicana, ciudadanía o "Green Card"

Gracias!

Datos personales

Mi foto

Escribo por muchos. Hablo demasiado y callo poco. Mi blog es mi voz y mis seguidores mi conciencia.

Eran las cinco de la mañana, Santo Domingo 8 de enero…

No. Corrijo: Eran las 9 de mañana / San Juan, Puerto Rico / 17 de febrero.     Algunos años atrás.
Mi primera pelea memorable –con lágrimas y moco- después de casada, ocurrió un día antes de nuestra entrevista para la obtención de la Residencia (Green Card). Yo estaba nerviosa, porque había escuchado muchas “historias de terror” de esposos que se contradicen en detalles tontos, como el color del cepillo de dientes de cada uno.
Para los que no lo saben, la entrevista se realiza en la dependencia local del United States Citinzenship and Immigration Services (U.S.C.I.S), y tiene como fin probar que el matrimonio se realizó bajo la razón correcta: El amor. Y no por un negocio que busca beneficiar con dinero a una de las partes y con un estatus legal a la otra. Parece sencillo, pero los rumores que se cuelan debajo de las puertas en Santurce incluyen una persecución a los dominicanos, xenofobia, racismo y discriminación.
De hecho, recuerdo cuando Raúl y yo éramos novios y consultamos un abogado. El mismo abogado puso en duda que nuestro matrimonio fuera real. Fue ofensiva e incómoda su insistencia para que le dijéramos la “verdad”. 
Así, con esa maleta de tragedia mental, intenté hacer un ejercicio con mi esposo, preguntándole realidades de nuestra vida marital. Esto, para descubrir –o confirmar- que tiene memoria de elefante con Alzheimer. Con cada respuesta errónea yo escuchaba el sonido de un timbre, veía la cara de un oficial gringo enfurecido y me veía a mí misma devuelta y en calidad de deportada. Todo, al ritmo de “Visa para un sueño” de Juan Luis Guerra.
Le dije que era un insensible al no ser capaz de recordar el día de nuestro casamiento, mi comida favorita o detalles de mi último cumpleaños. Me estaba arrepintiendo de la elección de Raúl como marido, a menos de 14 de horas de tener que demostrar ante autoridades federales lo mucho que amaba a ese “amnésico patán”. Muy fuerte.
El día llegó y para nuestra dicha nos tocó un oficial que con su trato profesional y educado logró romper el mito del discrimen. Ahora tengo otra teoría: Los hombres son buenos  y las mujeres son malas. Por casualidades de la vida, todas las mujeres con las que he tenido algún trato allí, son hijas de la gran mala educación, imperante en la sociedad actual. En cambio, los masculinos ofrecen una sonrisa cortes y cumplen profesional y objetivamente su trabajo.
Volviendo a la entrevista…   Nos separaron –como es usual- y nos hicieron las mismas preguntas, para analizar coincidencias y desaciertos. Fue divertido. Supongo que cuando te casas, y convives en verdad, es como ir a un concurso donde te sabes todas las respuestas y al final ganarás una estadía legal en el estado de tu preferencia.
Para los que no han pasado por este proceso les advierto que el matrimonio como negocio tiene pocas probabilidades de éxito. Pues no, no me preguntaron ni cuándo me casé ni el nombre de mi suegra. Me preguntaron en qué parte de la casa estaba yo, cuando mi marido llegó de hacer diligencias el sábado anterior. Sí, como si estuvieran investigando el asesinato de un vecino.
También me preguntó qué hicimos el último San Valentín. Yo estaba un poco nerviosa, consciente de que la verdad debe imperar, le contesté que le hice un striptease a mi esposo, con un cursito via YouTube de Carmen Electra. El oficial levantó una ceja, sorprendido por la franqueza (o curioso, no sé) pero cuando iba por la descripción de los hechos, fui abruptamente silenciada y como por arte de magia “pasé” el examen. Para mi suerte, Raúl dejó la timidez en casa y también estuvo dispuesto a contar la misma versión pornográfica del suceso. Eso destapó una chispa de simpatía entre el oficial y nosotros.
Días más tarde, como una gran coincidencia del destino, nos encontramos al oficial y a su esposa en un Centro Comercial. Su cara fue como de: “Yo sabía que no me había equivocado con esta parejita”.   
Final feliz.
He sabido de buena fuente que aunque no son ciertos la mayoría de los rumores, estas entrevistas pueden ser verdaderos circos. Me cuentan, por ejemplo, de este dominicano que estaban entrevistando. Sentadito con las piernitas cruzadas, digamos que con un “flow”, y con muchas ganas de quedar bien ante el oficial. Este fue el diálogo:
-Sr. Oficial: Ustedes tienen hijos?
-Dominicano: No.
-Sr Oficial: Utilizan algún método anticonceptivo?
-Dominicano: Yo me EVACÚO afuera.
-Sr. Oficial: Cómo dijo????
-Dominicano: YO ME EVACÚO AFUERA … (y más alto por si no se escuchó).
Esto, claro está, no influyó en la decisión final del oficial, pero estoy segura que ese señor no me ayudó en nada con mi campaña personal de limpiar la imagen de todos los dominicanos en Puerto Rico. Al contrario, me la ensució de caca.
Por otro lado, yo espero que este sujeto no sea un Evacuador Precoz, en cuyo caso podríamos presumir que se caga* encima mucho antes de quitarse los calzoncillos. En otras palabras, ve una mujer y se vuelve una mierda.
*Perdonen la palabra, pero los sinónimos Número Dos, Deponer o Defecar, no son del estilo de este blog.

La finalidad de esta breve nota es informarles que esta semana me concedieron la Residencia Permanente. ¡Es un gusto compartirlo con ustedes! Porque esta mona echó una nueva raíz.
Pronto: Una entrada especial para aquellos que estén pensando en aplicar a la ciudadanía estadounidense. Espérala!

8 comentarios:

Mey 24 de febrero de 2012, 11:33  

Dentro de poco tendrás que escribir tu versión de "Cuando Eras Dominicana". Muy buen libro por cierto, "Cuando Era Puertorriqueña", de Esmeralda Santiago. Si no lo has leído te lo recomiendo. No se que se dice en estos casos, felicidades, creo!

Anónimo,  20 de mayo de 2012, 7:37  

Hehehe. Me encanta tu blog. Visito la República un par de veces al año y, como le dije a un dominicano en Boca Chica hace unas semanas, lo único q me faltó fue haber nacido allá. Exito!

Cristina Marrero 20 de mayo de 2012, 17:27  

Anónimo: Qué bueno que te gusta la República!!! No tienes que haber nacido allá. Te adoptamos! jejeje! Hazte seguidor del blog.. BIENVENIDO!

Carmen Enid 21 de mayo de 2012, 4:19  

Excelente tu prosa, fascinante y divertida. Y aunque seamos voces opuestas en cosillas semi importantes siempre es delicioso asomarse a la vida ajena y más si es narrada de forma tan entretenida como lo haces aquí. Me parece también una excelente iniciativa el fomentar a través de crónicas personales la tolerancia y más aún enfatizar enlos puntos de encuentro entre dominicanos y puertorriqueños. Aunque por tu foto de perfil se aprecia que tu tono de piel es blanco me gustaría que abordaras, si me permites el atrevimiento, el tema del racismo específicamente hacia los dominicanos y hasta hacia los mismos puertorriqueños en la isla, y sí, me refiero al color de piel pues en cuanto a etnia compartimos la misma, algo que es tristemente ignorado, consciente o incoscientemente, por los puertorriqueños. En fin, buen blog, me reí muchísimo con la entrada sobre las variaciones linguísticas entre dominicanos y puertorriqueños. Esta entrada también está genial, me encantó especialmente que usaste partes de la canción de Juan Luis Guerra, como anillo al dedo para el tema! Me encantó tanto que me dieron unas ganas inmensas de escucharlo! Adelante y que tu proyecto siga creciendo y transformando mentalidades que mucha falta que hace en esta tierrita borincana.

Cristina Marrero 21 de mayo de 2012, 6:00  

Carmen Enid: Bienvenida al blog!!!! Gracias por seguirlo.
Tu comentario me "paró los pelitos". De verdad, muchísimas gracias por tus palabras.
Tu sugerencia me gusta... Podrías escribirme a mi correo personal y abundarme sobre lo que quisieras leer en una entrada de El Canal de los Monos relacionada a la etnia? Mi correo es: cristinamarrero@gmail.com
MUCHAS GRACIAS!!!!! Un gran abrazo!

filosofo16 29 de mayo de 2012, 22:21  

Jajaja... muchas felicidades, a sacarle provecho a esa residencia!!!

Cuanto me he reido con esta entrada, me encanta tu estilo, pero Debra de escribir con mas frecuencia :D!!!

Publicar un comentario

  © NOME DO SEU BLOG

Design by Emporium Digital